Características de las piezas troqueladas de espumas técnicas

Fecha
 mayo 19, 2016
Share

Las piezas troqueladas de espumas técnicas se han revelado como unos materiales indispensables para una gran cantidad de procesos industriales que acaban teniendo una alta utilidad en el día a día de las personas. De hecho, este corte de piezas resulta imprescindible para producir objetos que se usan cotidianamente.

Aplicaciones de las piezas troqueladas de espumas técnicas

Por citar algunos ejemplos, las piezas troqueladas se están empleando en industrias tan dispares como las siguientes: automoción, electrónica, química, aeronáutica, sanitaria…

Por otra parte, son numerosos los artículos en los que se incluyen estas piezas troqueladas de espumas técnicas, tales como las pantallas transparentes de un casco, los protectores del depósito de una moto o las piezas de cartón o plástico para diversos usos.

¿Cómo se troquelan las piezas?

En este sentido, hay que destacar que el troquelado estará en función de las necesidades del cliente y, por lo tanto, se emplearán, según los casos, máquinas distintas.

Los procesos, a grandes rasgos, dependerán del grado de precisión, del material, de la forma y de las dimensiones. Hay que tener en cuenta que se pueden troquelar con alta precisión piezas de escaso diámetro (1,5 mm, como las que se emplean en el ámbito médico) o con grandes recortes (por ejemplo, 1.400×650 mm). Además, es posible trabajar con encargos pequeños o series amplias.

Asimismo, cabe señalar que las piezas podrán ceñirse a patrones estandarizados o los diseños exclusivos que el cliente encargue bajo plano específico. La fábrica suele emplear sus materiales y el cliente también tiene la posibilidad de aportar el suyo en forma de banda. La norma ISO 9001:2000 certifica la calidad.

Las espumas técnicas como material de referencia

Lo son por su capacidad de aislamiento acústico, térmico y técnico. En este aspecto, se troquelan perfiles (por ejemplo, rectangulares y cuadrados) de espumas técnicas (destaca la plancha filtrante) y materiales como el polivinilo, caucho gris y blanco, EPDM, polietileno y caucho neopreno.