Usos de las espumas filtrantes

Fecha
 marzo 22, 2016
Share

Dentro del ámbito de las espumas tecnicas, las espumas filtrantes se usan para una gran variedad de funcionalidades: para filtrar humos de los parkings producidos por los tubos de escape de los coches, el polvo que se genera en la construcción, el agua de instalaciones como piscinas o saunas, el aire en los equipos de ventilación y recirculación o el ruido en los estudios de música.

Las planchas de espuma filtrante se usan particularmente en los sectores del automóvil, piscinas y aire acondicionado. Sin embargo, también tienen cabida en industrias de todo tipo, desde las del sector de la construcción, la electrónica y la ingeniería de insonorización a las de fabricación de material deportivo, hasta las del sector del frío industrial, de las carrocerías, las motos y el ferrocarril, por citar los ejemplos más representativos.

Las espumas filtrantes son espumas tecnicas que pueden servirse en varios formatos: pueden troquelarse bajo plano, con burletes con adhesivo o en rollos y/o placas de diferentes dimensiones (su color siempre será el negro). Gracias a las múltiples variables en su presentación, se consigue una gran versatilidad en su uso.

Usos más frecuentes de las espumas aislantes

Las espumas aislantes que distribuimos en Albervima tienen un uso reconocido como aislante acústico, sea en paredes y/o fachadas. Es un material comúnmente usado para la fabricación de altavoces de equipos de música y para el forro de los estuches de los instrumentos, garantizando una protección total de los mismos contra rozamientos y golpes eventuales durante su transporte.

Pero tenemos también otros tipos de espumas, como las planchas filtrantes, que tienen aplicación como juntas de sellado para impedir el paso del aire, el polvo y que se produzcan rozamientos. Asimismo, pueden emplearse como elementos de confort para las personas cuando actúan como acolchado en tejidos y en pieles sintéticas.

Además, las espumas filtrantes pueden reciclarse y cumplen con la normativa europea 2000/53/CE sobre metales pesados, con lo que son respetuosas con el medio ambiente.